Frooot

El Pack!FROOOT® es un snackpack para frutas, un envase respetuoso con el medioambiente galardonado con el prestigioso premio internacional IF DESIGN AWARDS y seleccionado para los premios nacionales Delta de ADI-FAD Asociación de Diseñadores Industriales.

Este nuevo envase tiene un formato atractivo y compacto que cabe en cualquier bolsa o bolsillo. Su uso es intuitivo y sencillo y cumple con las exigencias de un envase tipo snack. Su diseño estructural permite manipular, transportar, conservar y proteger el contenido correctamente en toda la cadena de su vida comercial.

El uso de la materia prima está optimizado. Los papeles monocapa tienen un alto contenido de fibra vegetal que facilitan un buen reciclaje y compostaje del envase. El Pack!FROOOT®  abre nuevos canales de venta de fruta como las máquinas vending, quioscos, gasolineras, aeropuertos, estaciones de trenes o transporte público. Es el acompañante perfecto para la ración diaria de vitaminas.  

Este premiado snackpack es de tamaño medio y está enfocado al consumo to-go. Tiene un formato estrecho y alargado pero compacto a la vez, apto para múltiples usos en el día a día en el colegio, la oficina o llevarlo al gimnasio o en un viaje.

Existen 2 sistemas de apertura en forma de cremallera. En la opción lateral, el envase se abre de manera orgánica y presenta la fruta con un acceso completo a ella. La otra opción, es una zona de rasgado en una de las bases y se accede a la a fruta pieza por pieza. Para guardar el resto se dobla simplemente el papel sobrante.

En la elección de los materiales se ha tenido muy en cuenta la eliminación de plásticos y materiales multicapa, que predominan en los envases snack, y la reducción al máximo de los materiales aplicados. Los papeles son de origen vegetal y 100% reciclables y compostables.

Los papeles llevan un alto contenido de fibras vegetales que provienen de dehesas segadas, como el Graspapier, o cultivos de plantas versátiles, como e.j. la planta Silphie. Otro de los materiales que se ha utilizado y que ya se está comercializando por la empresa Iberian Premium Fruits – Frutas Torres, es el papel fabricado a partir del bagazo de caña de azúcar. Toda la materia prima se consigue de plantas de crecimiento rápido. Su cultivo no compite con plantaciones de alimentos. Los papeles son monocapa, sin aditivos o laminados plásticos. Se recomienda reciclar el envase para que se pueda recuperar para un nuevo uso. Los materiales también son aptos para su compostaje industrial y tienen el certificado para el uso alimentario.

En las plantas de confeccionado, la manipulación para posicionar, enrollar la fruta y cerrar el envase es simple y rápido. Puesto de pie entra perfectamente en los diferentes formatos de embalajes de las distribuidoras y en el punto de venta se adapta a cualquier concepto de venta, sea en horizontal o vertical.

El formato del envase es innovador y la optimización del material usado es la máxima posible. Su superficie es completamente personalizable y deja mucho espacio para la aplicación de marca. Sus ventanas troqueladas y personalizables son una herramienta útil para la aplicación de la iconografía corporativa de la marca y dejan ventilar y ver el producto. Aunque el Pack!FROOOT®  sea completamente imprimible se recomienda una aplicación responsable de tintas. Su estética poco habitual en el sector de la fruta y su carácter sostenible es una solución realmente ecológica para las marcas.

La estética del Pack!FROOOT® obedece al retorno de las costumbres de generaciones anteriores donde se usaba el papel para envolver los productos en los mercados ya fuesen flores, frutas, verduras, o incluso productos frescos, como pescados. Evolucionarían después a papeles especiales con partes plásticas que ayudarían con la humedad y mejor conservación. Pero la preocupación por el medioambiente nos hace investigar y pensar en formatos que dejen atrás cualquier rastro de plástico y recuperamos las materias más naturales que además por sus características físicas son resistentes a la vez que maleables.

El envase tubular alberga 2-5 frutas, enrolladas en línea en una lámina de papel troquelada y encolada industrialmente. Gracias a su diseño estructural soporta movimiento, presión y cambios de condiciones ambientales. Los materiales elegidos son transpirables y suficientemente resistentes para los procesos industriales de fabricación y para la protección y conservación de la fruta en su vida comercial.